fbpx

Cuatro razones para viajar solo

¿Alguna vez te has sentido atascado?

¿Alguna vez te has cuestionado tu rutina (9- 13 y 15-19, 9-17…) y qué cojones haces ahí metido?

¿Cuándo fue la última vez que desconectaste y te centraste en ti mismo? o ¿Que te sentiste libre?

¿Cuándo tuviste el día entero para centrarte en tus necesidades, preferencias, pensamientos y deseos?

¿Piensas que eres un hámster?

Hoy os traigo un post basado en mi experiencia personal, en el que describiré los motivos por los cuales debes viajar solo, al menos una vez en la vida.

CUATRO RAZONES PARA VIAJAR SOLO:

Yo siempre he sido una persona apasionada de los viajes pero hasta que dejé mi trabajo los hacía acompañado: familia, amigos, pareja…

De hecho, tenía miedo a viajar solo.

El 15 de julio de 2018 tomé acción: me fui tres meses a Chiang Mai, Tailandia.

“’¡Qué guay tío!, siempre he querido ir a Tailandia, cuéntame ¿qué tal en la Full Moon party?, ¿todos los días de fiesta, no? ¡Qué cabrón!, ¡Qué envidia!”.

Pues no, mi viaje no tuvo nada que ver con eso.

Lo que hoy quiero compartir con vosotros va mucho más allá, espero que este post os dé fuerzas para viajar solos y, por supuesto, que después me lo contéis.

Viajar a un sitio tres meses es mucho más que “turismo”.

Nada de cargar tu cámara a cuestas empujando a la gente para sacar la foto del monumento e ir al próximo antes de que te cierren ¿te suena?

Viajar a largo plazo es una oportunidad única para crecer personalmente y aplicar estos conocimientos a todas las facetas de tu vida ¿me acompañas?

¿Por qué viajar solo es una forma de crecer personalmente y autoconocimiento?

1.- VALENTÍA.

Habrá quien te diga que viajar tanto tiempo es sinónimo de vagancia e irresponsabilidad.

No pueden estar más confundidos.

Tomar una decisión así no es fácil, no es fácil salir de tu entorno, tu zona de confort y comprar un vuelo a un país lejano del que sabes más bien poco.

No es fácil explicar todo esto a tu familia cuyo ideal de vida probablemente difiera mucho del tuyo.

No es fácil explicar esto en el trabajo que tantas horas pasas cada día, decirle a tu jefe que marchas, no a una empresa mejor ni porque te ofrecen mejores condiciones sino “a conocerte” o “ a ver mundo”.

Dejando a un lado las experiencias inolvidables que tendrás viajando solo, tomar esta decisión requiere ser una persona valiente y con coraje.

Requiere echarle un par.

Estás solo ahí fuera,  tienes que espabilarte, habrá ratos buenos y ratos malos y tendrás que gestionarlos tú.

Meter la cabeza en la tierra como un avestruz y esperar que las cosas se solucionen por arte de magia no te va a salvar esta vez. Clic para tuitear

Sin embargo, cuando te des cuenta de que has superado una adversidad, lo habrás hecho solo.

Ser consciente de esto te dará una energía y satisfacción como ninguna otra cosa.

2.- APRENDERÁS A LIDIAR CON LA INCERTIDUMBRE.

Las cosas se torcerán, dalo por hecho. Te pasarán mil putadas.

El autobús se averiará, perderás el pasaporte, tendrás diarrea, perderás aquel tren nocturno que salía a última hora y te quedarás tirado en medio de la nada.

Pero, qué coño, estás explorando un sitio único en el que probablemente no vuelvas a estar en tu vida, no seas tonto. Aprovéchalo.

“¿Cómo quieres que aproveche todo eso?”

Tengo la impresión de que todo en la vida te pasa por algo y que las adversidades te ayudarán a ser una persona más fuerte.

Aún recuerdo mi primera subida en moto a Doi Suthep, un templo situado cerca de Chiang Mai, en lo alto de una montaña.

Unos 200 metros antes de llegar a mi destino mi moto se paró repentinamente, no se encendía y desprendía un líquido verde viscoso por uno de los tubos.

Me había quedado tirado.

No era una moto de alquiler así que no podía llamar a la empresa y decir: “me he quedado tirado, tráeme una moto a Doi Suthep”.

Recorrí todos los puestos de comida buscando ayuda, un taller, alguien que me echase una mano.

Nadie entendía mi problema cuando se lo intentaba explicar en inglés, así que tuve que tirar de Google translate para explicarles lo que me pasaba.

Consiguieron un mecánico al que trajeron en moto hasta lo alto de la montaña, echó un vistazo a la moto y me dijo que le hacía falta una pieza que no tenía.

Todo mi esfuerzo había sido en vano.

Pero… ¿qué coño?

Estaba al lado de uno de los templos más famosos de Chiang Mai así que me decidí a entrar y, al volver, unas horas más tarde mi moto se encendió por arte de magia y pude llegar hasta casa sano y salvo.

Al día siguiente, la llevé al taller.

Viajando solo aprenderás a aceptar las adversidades, buscar soluciones rápidamente e intentarás sacar lo mejor de cada problema, te volverás más espabilado.

¿Te imaginas poder aplicar esto en tu día a día?

¿No crees que vivirías mucho más relajado y feliz?

¿no crees que serías una persona más resolutiva?.

Personalmente, tras haber vivido un sinfín de experiencias de este tipo lo puedo afirmar: SÍ.

3.- SERÁS TÚ MISMO.

Eres un aventurero, en un país lejano viajando de Este a Oeste. Nadie conoce tu formación, tus inquietudes, tus virtudes, tu situación económica, qué casa tienes… nada.

Nadie esperará nada de ti, ni te presionará, podrás mostrarte tal y como eres, una persona auténtica.

Estar solo te proporcionará una oportunidad única para bucear en tu “yo auténtico”, tu esencia.

Aunque parezca mentira solemos perder contacto con nosotros mismos por el ajetreo del día a día y estar solo te permite analizar quién eres y en qué te quieres convertir.

Para ser sincero, yo era de ese tipo de personas que no estaba acostumbrado a estar solo, me gustaba tener un apoyo por si las cosas iban mal.

Sin embargo, me di cuenta que estar solo es el momento perfecto para aprender más sobre mí mismo, qué es lo que verdaderamente quiero, escucharme más, conocer mis sentimientos y pensamientos.

En definitiva, ser una persona honesta conmigo misma y libre de las distracciones y expectativas ajenas.

Dale caña, dedícate algo de tiempo a ti mismo, descubre cuál es tu camino en la vida, qué es lo que verdaderamente quieres hacer.

Tus sueños y ambiciones saldrán a la luz en estos momentos, encontrarás tus pasiones y tendrás tiempo para pensar en ellas.

4.- DEJARÁS DE LADO LAS NOTIFICACIONES.

Recuerdo cuando era más joven aquella época: inforchat, MSN Messenger, IRC…

Tras unos años de apogeo desapareció y dio paso a Tuenti, Skype, Facebook… y ahora estamos en la época de las APPS, seguro que tienes unas cuantas instaladas en tu móvil.

Soy un gran defensor de internet y de hecho, si no existiera, no podría haber escrito este blog, pero creo que se está convirtiendo en demasié…

Paseas por cualquier ciudad y la gente no despega sus caras de sus móviles, se chocan contigo, sonríen mirando una pantalla, envían fotos de su vida…

Sea porque te ha entrado un nuevo Whatsapp, porque alguien a quien sigues ha subido una nueva foto en Instagram, un nuevo tweet… y estás todo el día pendiente del móvil.

De alguna manera, has delegado tu tiempo en tu móvil y siempre que vibre o suene intentarás revisarlo lo antes posible ¿no es un poco estresante?.

Tengo la sensación de que algunas personas están más viviendo “en su móvil” que fuera de él. Clic para tuitear

¿Nunca os ha pasado que habláis con una persona que no despega su cara del móvil? O que ¿asiente a una pregunta que requiere una respuesta más elaborada?

El mensaje que a veces transmite este tipo de gente es el siguiente: “si quieres que te haga caso sal de mi vista y mándame Whatsapp, sube stories y publica tweets”.

Acojonante.

Viajar solo te ayudará a mejorar las relaciones sociales, cara a cara, sin tecnología de por medio, como se hacía hace no tantos años.

A mí, personalmente, me estresa tener esa LED parpadeando en mi teléfono o que cada pocos minutos me vibre el móvil o pite. De hecho también me molesta cuando estoy en un sitio y le pasa a otra persona.

No dejes que dispongan de tu vida, que sea tan fácil “entrar” en tu vida, que dejes de hacer lo que sea que estás haciendo para contestar a un Whatsapp o llamada y dejar de vivir el momento presente.

Hazte un favor, pon el teléfono en silencio y desactiva las notificaciones.

Cuéntame en los comentarios ¿alguna vez has viajado sol@? ¿qué experiencias positivas has podido sacar de las adversidades? ¿qué has aprendido?.

Estoy ansioso esperando leerte, dispara!.

Si te gustó el post compártelo con tus amigos y, sino, con tus enemigos.

Nos vemos en las redes!

 

Acerca del autor

Jose

Soy el autor del blog, me interesan tus comentarios, inquietudes y aportaciones. Contestaré siempre. 

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Hola:
    Estoy pensando en ir sola a Chile y ahora veo que todo lo questionamos quizás demasiado.
    Voy a trate de salir de mi mino zona de confort … a ver que pasa!!!

    • Hola Susana!

      Da gusto leerte, muchas gracias por tu comentario.

      Si lo que quieres es irte sola a Chile, hazlo es un país maravilloso y, además, veo que dominas el idioma así que ¿qué te tira para atrás? ;).

      Casualmente he preparado una guía gratuita sobre cómo viajar sol@ donde recojo todas las herramientas que más me han ayudado, la encontrarás aquí

      Espero que sea la herramienta que te dé el empujón que te hace falta.

      Me encantaría que nos contaras como te fue por aquella maravillosa tierra.

      Un saludo y nos vemos en las redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: Jose Sansa.Finalidad:moderar comentarios. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de hosting WebEmpresa. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a contacto@asfaltatucamino.com . Encontrarás más información en política de privacidad

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies