fbpx

No tengo suficientes contactos

¿Crees que no tienes suficientes contactos?

En esta vida hay gente que parece tener suerte y gente que no.

Hay quien es esfuerza toda una vida y no acaba de promocionar en su puesto laboral y a quien le llueve una oportunidad única y la aprovecha.

Menudo hijo p.. este, como conoce a TAL ha podido encontrar este trabajo donde le pagan X €, si yo le conociese…”

¿Qué está pasando aquí?

Empecemos por el principio.

En tu vida tienes a tu entorno más cercano (familia y amigos de verdad) con los que tienes tus “lazos fuertes” y, por otro lado, “el resto de gente” lo que a mí me gusta llamar “lazos suaves”.

Es evidente que en tus relaciones personales dedicarás mucho más tiempo a tus lazos fuertes.

En definitiva, son las personas a las que más afecto tienes, con los que has compartido tus mejores momentos, los que te han ayudado en situaciones difíciles…

Sin embargo ¿qué hay de los lazos suaves? ¿Qué son? ¿Quiénes son?

Podríamos definir los “lazos suaves” como aquellas personas que sólo ves una o dos veces al año (en una conferencia, celebración, que has conocido online…) pero con los que, cuando te ves, mantienes una buena relación.

Este colectivo de personas, al que normalmente no prestamos mucha importancia, la tiene y mucho.

Os pondré un ejemplo, de entre la gente que ha conseguido un empleo a través de un conocido únicamente el 16 % lo hacen a través de una persona que veían al menos dos veces por semana.

Aproximadamente un 55 % consigue su trabajo a través de una persona que ve más de una vez al año pero menos de dos veces a la semana y alrededor del 27 % consiguió su nuevo empleo a través de una persona que veía una vez al año o menos frecuentemente.

¿Suena bien lanzar estadísticas al azar, verdad? 🙂

Pues no, como ya sabes, no es mi estilo aquí tienes la evidencia.

¿Qué significa todo esto?

Las personas que no conoces muy bien pueden generar impactos en nuestra vida que no somos capaces ni de imaginar, como por ejemplo ayudarte a conseguir un mejor empleo.

¿A qué se debe todo esto?

Los “lazos fuertes” limitan nuestras nuevas experiencias, oportunidades e información porque suele ser gente de tu mismo barrio, religión, equipo de fútbol o sector/industria.

Desde un punto de vista emocional, esto es perfecto.

Está de puta madre hacer cosas con los “lazos fuertes” con los que tenemos tantas cosas en común, hay confianza y podemos ser “nosotros mismos”.

Por otro lado, desde un punto de vista de “acceso a la información”, puede que nos esté limitando porque, generalmente, tendréis acceso al mismo tipo de información.

– Ha salido una oferta para trabajar de “…” en “…”

+ Ya la he visto”

¿Te suena?

Paralelamente, los “lazos débiles” actúan en nuestras vidas como puentes hacia otra información u oportunidades de las que nunca habías oído hablar.

Esto no quiere decir que esta gente nos va a conseguir un trabajo así por las buenas, sino que la información de la que disponen probablemente será diferente a la nuestra.

Es importante destacar que los “lazos débiles” no tienen valor en sí mismos sino únicamente en tanto que pueden actuar como puentes hacia otra información u oportunidades que de otra manera desconoceríamos.

Dentro de los “lazos débiles” no todos encajan en este supuesto, una persona que trabaje en tu sector y se relacione con la misma gente que tú difícilmente puede actuar como “puente”.

Ahí va mi experiencia personal:

Cuando dejé el despacho a gran parte de mis “lazos fuertes” les horrorizó la idea, sobre todo a mis padres.

No podían entender la decisión que había tomado e intentaban que “entrase en razón” o mantuviese mi “vieja identidad”, que siguiese sumido en esa rutina.

Por otro lado, gente que conocí en un evento se comportaban de una manera radicalmente opuesta:

qué valiente eres, yo llevo tiempo pensando hacerlo pero no me atrevo”; “me parece muy bien esta decisión que has tomado, adelante seguro que aprendes muchas cosas”…

¿Veis la diferencia?

No sólo esto, gracias a mis lazos débiles he conocido plataformas web como Trusted House Sitters que me permitió estar un mes en Chiang Mai gratis

Si decides suscribirte a Trusted House sitters y pones este código RAF162701 al hacer el pago obtendrás un 20 % de descuento, ¡aprovéchalo!

Supongo que os habréis preguntado…

vale, pero ¿cuántos lazos fuertes y cuántos débiles puedo tener?”.

Imagínate que llegan las vacaciones y te regalo una cámara con una memoria interna con la que puedes sacar 100 fotos a máxima resolución.

Si sacas vídeos la capacidad se reducirá drásticamente y, por el contrario, si bajas la resolución podrás tomar más de 100 fotos.

Otro dato importante a tener en cuenta es que la memoria no es expandible, hay lo que hay.

Al principio seguramente no te preocupes por la capacidad pero, a medida que va pasando el tiempo, te verás obligado a borrar fotos viejas para sacar fotos nuevas.

Con las relaciones personales pasa lo mismo, no puedes tener un número infinito de ellas.

Si si… todo esto está muy bien pero ¿CUÁNTAS RELACIONES?”

Según un estudio llevado a cabo por el psicólogo Robin Dunbar, podemos manejar, de manera realista, 150 relaciones:

– Muchas empresas se organizan en grupos de 150;

– muchas formaciones militares también

– las tribus paleolíticas no solían pasar de 150 personas…

Hay que tener en cuenta que cuando hizo el estudio no existían las redes sociales ni las tecnologías que hoy tenemos al alcance de la mano para facilitarnos comunicarnos, pero me parece una cifra acertada.

¿Crees que tienes una red de contactos limitada?

Recuerdo cuando estaba en Chiang Mai, allá por Agosto de 2018 que cogí la moto para dar una vuelta por los alrededores y me topé con un tatami, ring de muay thai y gimnasio en medio de la selva.

Ahí conocí a Kwan, una chica tailandesa que estaba aprendiendo muay thai, y al instructor Burklerk Pinsinchai.

Resulta que hablando con Kwan me dijo que tenía un restaurante, me dio el nombre, lo busqué en internet y resulta que yo había estado en ese restaurante que quedaba a una media hora de ahí (teniendo en cuenta que en Chiang Mai hay más de 3000 restaurantes).

¿Os dais cuenta de lo pequeño que puede llegar a ser el mundo?

Relacionado con esto, es interesante citar el estudio de Stanley Milgram y Jeffrey Travers del que seguro habéis oído hablar.

Este estudio sugiere que todas las personas del mundo estamos conectadas con el resto, únicamente nos separan, a lo sumo “seis grados de separación”.

Esto significa que si yo quiero conocer a Rafa Nadal, Bill Gates o Ellon Musk, como mucho nos separan seis personas.

Personalmente no les conozco pero conozco a alguien (1 grado), que conoce a alguien (2 grado), que conoce a alguien (3) grado), que conoce a alguien (4 grado), que conoce a alguien (5 grado), que conoce a alguien (6 grado) que sí.

Así que cuando te estés maldiciendo por no tener contactos o porque esa persona ha llegado ahí por “enchufe” piensa en lo que podrías hacer si utilizases de manera óptima tu red de contactos.

¿No será que no le estás “echando cara” a la vida?

Os contaré una experiencia personal.

Cuando lancé el blog estaba desesperado por conseguir algo de visibilidad, nadie me leía y no sabía cómo conseguir tráfico.

Así que contacté con una persona en Instagram que, por aquel entonces, contaba con unos 12.000 seguidores.

A esta persona no la conocía de nada, ni había hablado antes con ella.

Sin embargo, le conté mi historia y, voluntariamente, aceptó ayudarme mencionándome en sus “stories” lo que me hizo ganar algo de visibilidad.

¿Qué aprendí de todo esto?

La gente es buena por naturaleza y, ahí fuera, hay mucha gente dispuesta a echarte una mano si lo necesitas.

¿Estás dispuesto a dar el paso?

Ahora te toca a ti, cuéntame, ¿algún “lazo débil” ha cambiado tu vida radicalmente o te ha descubierto un mundo nuevo del que no tenías ni idea?

Dímelo en los comentarios.

Y, recuerda, si te gustó el post compártelo con tus amig@s y, sino, con tus enemig@s.

Acerca del autor

Jose

Soy el autor del blog, me interesan tus comentarios, inquietudes y aportaciones. Contestaré siempre. 

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: Jose Sansa.Finalidad:moderar comentarios. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de hosting WebEmpresa. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a contacto@asfaltatucamino.com . Encontrarás más información en política de privacidad

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies