fbpx

¿Puede que seas Detroit?

“Todos los seres humanos son emprendedores. Cuando vivíamos en cuevas, todos éramos “autónomos”: buscábamos nuestra comida, nos alimentábamos por nosotros mismos. Así es como empezó la historia de la humanidad. Una vez llegó la civilización, lo suprimimos. Nos convertimos en asalariados porque nos dijeron: eres un asalariado. Olvidamos que somos emprendedores” – Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz.

A mediados del siglo XX, Detroit era el modelo de ciudad a seguir gracias a tres empresas: Ford, General Motors y Chrysler.

Ford supo desarrollar una técnica para fabricar coches y camiones en masa, ideó el concepto de “línea de fábrica”, lo que cambió el mundo para siempre.

General Motors segmentó el mercado y le vendió a cada cliente lo que necesitaba:

“Chevrolet para la plebe, Pontiac para los pobres pero orgullosos, Oldsmobile para los cómodos pero discretos, Buick para los que se esfuerzan y Cadillac para los ricos” – Alfred Sloan (CEO de General Motors). Clic para tuitear

Chrysler introdujo innovaciones que, por aquel entonces, no existían: filtro de aceite, motor de alta compresión, filtro de aire del carburador…

Las tres empresas crearon el futuro que imaginaron, posicionándose como referentes.

GM se convirtió, en 1955, en la primera empresa de la historia en ganar más de mil millones de dólares.

Para el final de la década estaba en bancarrota.

¿Cómo pudo llegar a esta situación?.

Se acomodaron.

“Sólo los paranoicos sobreviven” – Andy Grove (cofundador de Intel). Clic para tuitear

En el momento en que das por hecho que las cosas saldrán bien, tus competidores te atacarán a la yugular, se comerán tu mercado y te quedarás sin él.

Estaban convencidos que el sello “made in USA” haría que los clientes se decidieran por comprar un vehículo suyo, ignorando la emergente competencia que le hacían los coches japoneses.

Durante décadas, las tres empresas siguieron inmersas en métodos anticuados: en vez de compensar a los mejores y despedir a los peores, la gente ascendía según los años que llevaba en la empresa.

El mercado laboral funcionaba como un ascensor.

Básicamente te graduabas, entrabas en una gran empresa, te formabas, ganabas experiencia, ascendías y te retirabas en la planta 65 de la misma empresa.

A medida que ibas subiendo pisos, ganabas más reconocimiento, salario y seguridad laboral, a tus 65 años te bajabas del ascensor, dejabas libre tu puesto de trabajo y cobrabas una pensión.

¿Te suena de algo?

Déjame decirte que con el declive de estas empresas Detroit se fue a la mierda. Tal cual.

A día de hoy la mayoría de los estudiantes en Detroit no tienen un nivel aceptable de lectura ni saben hacer operaciones aritméticas sencillas (estudio).

Sí, hablamos de Detroit, Estados Unidos.

¿Por qué es Detroit tan importante?

No importa en qué negocio o industria trabajes, no importa qué tipo de trabajo hagas porque podrías acabar igual que Detroit.

Todo depende de tu capacidad de adaptación a un entorno cada vez más cambiante y cada vez más rápido. No puedes estancarte.

Lo que hoy funcione, puede que mañana no. Podría nombrar innumerables casos: Yahoo, Napster, MSN Messenger…

“Me estás asustando, entonces… ¿qué hago?”

Después de tanta oscuridad voy a aportar un poco de luz, hay otra ruta más esperanzadora: Silicon Valley.

Silicon Valley alberga ejemplos de decenas de compañías que han sabido adaptarse a la realidad cambiante en la que vivimos.

“Tres años es una eternidad en Silicon Valley y no podemos hacer planes tan a largo plazo, nosotros estamos en “beta permanente””- Reed Hastings, creador de Netflix. Clic para tuitear

¿Qué es esta Beta permanente?

Para estos emprendedores siempre es el día 1, saben que las compañías tienen que evolucionar constantemente, la palabra “finalizado” no está en su vocabulario.

Tú tienes el poder de mejorarte a ti mismo, mejorar tu empresa/marca personal y, por ende, mejorar el mundo que te rodea aportando valor y satisfaciendo necesidades concretas.

Reflexiona durante un minuto.

¿Qué necesidades estás satisfaciendo o te gustaría satisfacer con tu proyecto?

¿En qué medida están esas necesidades satisfechas por otras empresas?

¿Cómo lo vas a hacer?

¿Por qué tu idea es mejor que lo que ya existe?

Estas cuatro preguntas son claves y es importante que tengas claras las respuestas. De lo contrario, el mercado de abofeteará con todas sus fuerzas.

Puede que, aun teniéndolo claro lo haga, pero las posibilidades son menores.

Vayamos al grano:

¿Cómo implemento esta Beta permanente?

1.- Desarrolla tu ventaja competitiva.

Es decir, aquello que haces mejor que los demás, combinando tres cosas: tus activos, aspiraciones y la realidad del mercado.

Muchas veces oirás “sigue tu pasión”.

Al mercado le importa una mierda cuál es tu pasión si esta no satisface necesidades reales de tus potenciales clientes.

Ten esto en mente.

Además, decidir donde quieres estar dentro de diez años y crear un plan a medida no sirve en el mundo actual:

el entorno cambiará radicalmente en diez años (clientes, proveedores, legislación), tú cambiarás, tus competidores cambiarán…

2.- No te lances “al vacío”, estudia el mercado.

Antes de que Howard Schultz fundara Starbucks, visitó más de quinientas cafeterías en Italia para aprender lo máximo posible:

“¿Cómo hacen el café?, ¿Cómo sirven el café?, ¿Con qué lo mezclan?, ¿cómo eran los menús?…”

El resultado todos lo conocéis.

3.- Adáptate constantemente y cambia de planes las veces que sea necesario.

En 2002 nació un juego multijugador online llamado “Game Neverending” que permitía a cientos de jugadores jugar al mismo tiempo entre ellos, venía a ser un “espacio social diseñado para facilitar y permitir jugar on-line”.

Para atraer jugadores, en 2004 introdujeron mensajería instantánea y permitieron compartir fotografías entre los usuarios.

El hecho de introducir esta nueva funcionalidad (compartir fotografías) hizo que sus usuarios se dispararan de 20.000 a millones.

A la vista de los acontecimientos, desviaron su idea de negocio inicial (consistente, a grandes rasgos, en una plataforma multijugador) a crear una comunidad para compartir fotografías: había nacido Flickr.

Los creadores de Flickr estaban en constante adaptación, probaron muchas cosas hasta ver qué funcionaba y cambiaron sus planes de acuerdo a lo que habían aprendido.

Volvemos a Starbucks, en un principio sólo vendían granos de café y maquinaria, no tenían planeado “vender cafés” y mira ahora la que han montado.

¿Te parece poco?

Andrea Bocelli fue abogado antes de dedicarse a cantar.

Tony Blair intentó convertirse en una estrella del rock antes de dedicarse a la política.

El Gran Wyoming es médico.

Julio Iglesias fue futbolista antes que cantante…

Encontramos mil ejemplos.

Por lo tanto, amig@ asfaltador/a, no te preocupes, no pasa nada si aún no has encontrado aquello con lo que disfrutas que, además, te permita vivir dignamente,

El caso es no dejar de buscarlo.

Cómo buscarlo es un asunto que abordaremos próximamente.

¿Te hace?

En caso afirmativo échame una mano compartiendo el post y, si no te hace, seguro que a algún amig@ tuyo le viene muy bien 🙂

¿Y tú qué?

Cuéntame en los comentarios cuáles son las dudas, preguntas o miedos que tienes para verte atascado en el trabajo donde actualmente estás.

¿Has encontrado ya tu camino?.

 

Acerca del autor

Jose

Soy el autor del blog, me interesan tus comentarios, inquietudes y aportaciones. Contestaré siempre. 

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: Jose Sansa.Finalidad:moderar comentarios. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de hosting WebEmpresa. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a contacto@asfaltatucamino.com . Encontrarás más información en política de privacidad

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies